¿Tratas la caída capilar o pones un parche al problema?

¿Tratas la caída capilar o pones un parche al problema?

La caída capilar es una de las preocupaciones estéticas más frecuentes de la población adulta y por ello es una de las problemáticas más buscadas por internet con el objetivo de encontrar una solución milagrosa.


Pero la realidad, es que hay muchos factores que intervienen en la caída capilar, sea del tipo que sea y que para ello es necesario el estudio del individuo en su totalidad, desde sus hábitos de higiene diarios y su dieta hasta su ritmo de vida y emociones.


Con ello queremos decir, que con el uso aislado de un producto no obtenemos un milagro, debemos definir una pauta que englobe todas las posibles causas de la caída y sobre todo, prestar atención al uso de productos que lejos de ayudar, perjudican más todavía la salud del bulbo piloso.

El ciclo del cabello pasa por tres fases:

  • Fase anágena: es la fase de crecimiento, dura entre 2 y 6 años y el 90% de nuestro pelo se encuentra en esta fase. En ella la raíz del cabello va cogiendo fuerza y el pelo va creciendo, cuanto más nutramos esa raíz desde dentro y la protejamos del medio exterior, más sano y equilibrado nacerá el pelo y más tiempo permanecerá en esta fase.
  • Fase de transición: Aquí es donde el crecimiento cesa y el pelo se va retrayendo de su raíz preparándose para la caída. El 1% del pelo se encuentra en esta fase y dura unos 21 días.
  • Fase de reposo: En ella el pelo ya está preparado para caer, completamente suelto de su raíz y al mismo tiempo esa raíz comienza a sintetizar el nuevo pelo que irá creciendo en la fase anágena, dura 3 meses, por ello es de vital importancia durante esos meses administrar un complejo vitamínico específico para que la raíz del pelo reciba todos los nutrientes que necesita.


Este proceso se repite durante 25 veces a lo largo de nuestra vida, pero ciertos factores internos y externos promueven a que se acorte este número de ciclos favoreciendo la alopecia prematura y sobre todo la pérdida de calidad del cabello conforme envejecemos.


Entre esos factores cabe destacar:

  •  El excesivo estrés que nos acontece en nuestro día a día, ya que colabora a que los nutrientes no se absorban y circulen por la sangre hasta nutrir el bulbo piloso y desequilibra el sistema hormonal tan ligado tanto en la pérdida del cabello como en el exceso de bello corporal.
  • La carencia nutricional debido a nuestro patrón alimentario carente de alimentos de calidad, síndromes de mala absorción a nivel intestinal, fármacos que pueden interferir en la absorción de dichos nutrientes.
  • El uso de productos que no respetan el cuero cabelludo y que lejos de ello, ahogan la raíz del pelo desde fuera impidiendo la oxigenación.


Por todo esto, nuestra recomendación es el uso conjunto de un tratamiento oral que nutra el pelo desde dentro, sumado a los productos necesarios que respetan el cuero cabelludo y lo ayudan a estar fuerte, reactivar su crecimiento, frenar la caída, estimular la circulación y embellecerlo. Nosotras lo tenemos claro y por eso trabajamos con Ducray para cumplir todos los requisitos para tener un cabello sano.


Sin olvidarnos de aconsejarte sobre cómo gestionar el estrés de la rutina y que sin darnos cuenta nos va a afectando desde dentro hacia afuera.

Dejar un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No Publicado)
   Sitio Web: (URL con http://)
* Comentario:
Escribir Código